Un Palacio en los Balcanes

Sarajevo tiene una forma curiosa de fascinar. Sus calles, repletas de tiendas y restaurantes, respiran un aire de grandiosidad ancestral. Los aromas de la calle transportan a épocas inmemoriales, cuando el Imperio Turco y Austro-Húngaro se disputaban la supremacía de la región.

El barrio antiguo (Bascarsija), antaño poblados de comerciantes, viajeros y salteadores, ahora es un refugio de turistas, que disfrutan en sus callejones y plazas de la esencia de la capital, su alma impenetrable de siglos plagados de esplendor. Las mezquitas nos recuerdan la lejana, y a la vez cercana, Estambul. Las llamadas a la oración se entremezclan con los sonidos de la urbe, en una sinfonia iconoclasta que deja entrever la contradicción en la que vive Bosnia y Herzegovina. Los puentes que atraviesan el río Miljacka unen las dos orillas de la ciudad.

Puentes que hace apenas doce años quedaban apenas a unos cientos de metros de la línea de frente, durante el cerco a Sarajevo (1992 – 1995). El antiguo puente de piedra (conocido como ‘El Puente del Asesinato’), dónde hace casi un siglo se inicio la I Guerra Mundial, y que hoy recorren los ciudadanos, en un ajetreo incesante. Las calles Ferhadija y Marsala Tita, donde las multinacionales occidentales han establecido su puesto de control, dejando claro que a pesar de la islamización del país, Occidente quiere afianzar su control sobre un país tan hermoso como inestable.

Este primer recorrido estaría incompleto sin ‘La Avenida de los Francotiradores’, un lugar amenazador, con grandes edificios, que permitían a los francotiradores serbios disponer de un rango de acción sorprendente. Como resultado, cientos de personas, incluyendo niños, cayeron muertos  sobre el asfalto de este bulevar, hoy convertido de nuevo en arteria principal de la capital. El hotel Holiday Inn, antiguo centro de operaciones de los periodistas desplazados a la guerra, permanece testigo de los acontecimientos cotidianos de la Avenida.

Y en esta atmósfera de contradicciones navega Sarajevo. Una ciudad envuelta en el misterio; salpicada de historias fascinantes y acontecimientos atroces, que han moldeado una personalidad única. Un lugar conocido por muchos, pero desconocido en su esencia para la mayoría. Una capital donde conviven tres pueblos, en una nación dividida en dos entidades autónomas, con divisiones imaginarias que dibujan un escenario único en el mundo. Una ciudad donde la vida fluye entre calles que albergan decenas de cementerios. Esquelas que nos recuerdan la crueldad del hombre en la guerra, pero también la voluntad de continuar en el camino.

Sarajevo, cuyo origen etimológico se remonta al imperio turco, significa ‘Palacio del Gobernador General’, rememorando los tiempos de grandeza de los visires turcos en la ciudad. Hoy en día se ha convertido en un palacio destartalado y antiguo, pero que mantiene su encanto ancestral y su simbología. Una encrucijada de caminos entre Oriente y Occidente, donde aún hoy se escenifica la partida de ajedrez de la política internacional.

Anuncios

2 comentarios en “Un Palacio en los Balcanes

  1. Hola compañero,

    Ya veo que te estás empapando de la cultura y la simbología de cada uno de los puntos estratégicos que vas visitando a lo largo de tus numerosos viajes. Tambien es de agradecer que transmitas ese conocimiento que nos acerca cada vez más a otras civilizaciones y nos ayude a comprender los diversos movimientos de esta “partida de ajedrez”, como tu bien dices, que aún sigue su curso.
    Esperamos que tus fotos y e-mails sigan fluyendo por la red y no te intercepte ningún francotirador rezagado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s