Sol de Invierno

Las nubes se abren. Las tonalidades del paisaje se tornan brillantes, azules, nítidas, en un intento por desprenderse de la oscuridad. El sol nutre las calles de vida. El hielo, aliado de los caminantes solitarios, se deshace en hilillos de agua que corren por calles y avenidas. La ciudad se despierta. Las botas de invierno golpean el frío asfalto. La noche ha viajado a su exilio. Las pocas horas de luz desfilan, aturdiendo la penumbra. Los edificios se desperezan, moviendo los hilos de sus inquilinos somnolientos. La melancolía se evapora ante la emergente energía de la mañana. El camino al trabajo se convierte en un paseo del caminante y su sombra.

Anuncios

Un comentario en “Sol de Invierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s