Escalera mecánica

Allá van. Bien dispuestos. La mañana se enfría cuando veo sus rostros. Abotargados. Autómatas. No puedo mirarles a los ojos. Silencio ruidoso que rompe mi calma. Se abren las puertas y cabalgan. Hordas de seres inertes escupidas de un triste vagón y succionadas por la escalera. Traga, traga, traga. Más silencio gris. Filas uniformes entre carreras sin sentido. Pasa un minuto, Pasan dos, tres, cuatro…La monotonía se perpetúa en el ambiente. La escalera mecánica prosigue su marcha fúnebre. Su tantaneo incesante. La ciudad discurre entre tinieblas y subsuelo. Intento concentrarme en la lectura, en la música, en la vida, pero la sensación de ahogo se apodera de mi y soy succionado. Otra escalera mecánica…

Anuncios

Un comentario en “Escalera mecánica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s