Mi Homo Futurus

Merodeando por la web encontré cierto día la imagen de nuestro ‘homo futurus’. Diversas investigaciones científicas han establecido, en función de ciertos parámetros evolutivos, cómo seremos los seres humanos del futuro. Dado el ritmo actual de desarrollo tecnológico, el ‘homo futurus’ dispondrá de un cráneo más voluminoso que el nuestro, para albergar un cerebro más grande, capaz de asimilar la gran cantidad de información y bombardeo de actividad al que será sometido.

Asimismo, la musculatura del individuo se reducirá drásticamente, puesto que la actividad física no tendrá cabida en un ‘previsible’ mundo en el que el aislamiento del ser humano reduzca su espacio al habitáculo vital. Seres con un desarrollo cráneodactilar superlativo,ya que el universo digital requerirá del máximo rendimiento visual y sensitivo de la especie. Mens sana in corpore corrupto.

En este universo, la vida social que ahora conocemos quedará relegada. Las redes virtuales sostenidas y dependientes de la tecnología serán nuestro vínculo. Homos futurus interrelacionados a través de nodos de conexión múltiple, que permitirán una interacción entre iguales, así como con los sistemas de IA*. Sistemas que habrán alcanzado un desarrollo ahora inimaginable. Un escenario, en definitiva, que contribuirá al aislamiento definitivo de la especie. Un camino que ahora conocemos con precisión cuasi binaria.

Teletiendas, ciberacciones, microblogging, redes sociales, plataformas virtuales, aplicaciones móviles, dispositivos cada vez más avanzados que reducen la brecha espacial, convirtiendo la globalización en un ajuste de intereses instantáneos en sociedades ciberelitistas. El crecimiento tecnológico que conduce a la nanotecnología y a la prevista web ultrasemántica y de contenidos es un paso más en esta carrera por conseguir la inacción física.

El esfuerzo será un producto del pasado. Encerrados en nuestra burbuja, la tecnología dibujará nuestro espacio a una escala absoluta. Una vida tecnodirigida. Una subsistencia con hoja de ruta prevista que conduce a un ser en el que las relaciones humanas físicas serán una pesadilla del pasado, en el que los escenarios comunitarios sufrirán el desgaste de la incomprensión. Una vida sin tacto, sin calor físico. Las sensaciones saldrán de dispositivos que conocerán nuestros gustos, hobbies, motivaciones, miedos, inseguridades. Deseos programadas para satisfacer la huella humana del hipotálamo, nuestra esencia de especie. Homos futurus del mundo ‘desarrollado’ que descansarán inmersos en química y sueños inducidos. Seres encerrados en un mundo a medida de la imaginación de Orwell**

Una retorno a los orígenes del ser humano que en un momento bajó del árbol. Darwin vio en estos seres a nuestros ancestros. De aquellos antepasados en evolución, hemos pasado a convertirnos en animales esclavos. Nuestro futuro estará en manos de seres que previsiblemente dispondrán de todo el poder de la tecnología en sus manos. Sin embargo, sólo apostarán por una estrategia: la dependencia cibernética: la independencia ficticia.

En sus últimos días, el homo futurus caerá desplomado sobre el suelo impoluto de su hogar burbuja. Su tremenda estructura neuronal buscará el interruptor de OFF. En sus últimos impulsos nerviosos, ese cerebro que concibió su Mad Max, soñará con paisajes bañados de luna llena, con charlas de media noche en el bar de toda de la vida, con paseos a la orilla del mar. Y, sólo en el momento del colapso, recordará que su utopía nunca estuvo más cerca que cuando, con los dos pies en la Tierra, sólo se preocupo de mirarse el ombligo, en lugar de las estrellas.

* Inteligencia Artificial

** http://es.wikipedia.org/wiki/1984_(novela)

Anuncios

4 comentarios en “Mi Homo Futurus

  1. ¡Vaya que panorama! Se te ha olvidado algo; las piernitas como apéndices colgando de ciberbutaca.
    Y en este “Mundo Feliz” falta, “El salvaje” en su getto y el “Soma” para todos, mucho ¡Soma que Toma!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s