Una democracia incómoda

Me ha costado publicar esta entrada. Viene cargada en profundidad desde que la recibí. Me he decidido a sacarla porque pienso que cada voz, cada palabra merece ser escuchada, leída, reflexionada, criticada o aplaudida. Es un compromiso ético con mi profesión y conmigo mismo. Quizás me llueva alguna crítica exhaltada; quizás me gane descrédito, pero no me importa más de lo necesario. La censura es un veneno del que no quiero conocer la cura. Las ideas perduran siempre más que los dogmas. Echan raíces y crecen sin que las riegue nadie más que la lluvia del sentimiento mesurado y la reflexión fría. Queda dicho. Lo que viene a continuación es la reflexión de una amiga. Ella me ha pedido permanecer en el anonimato. No sé si por miedo o costumbre a ocultarse en silencio y ceder el espacio a políticos y dogmas aprendidos. Esta es la última razón que me ha llevado a sacar estas palabras del borrador para exponerlas a la luz de este humilde blog. Ahí quedan estas palabras sin que las lleve el viento, agarradas al sostén de la esperanza.

BILDU, una coalición para la paz

Desde la independencia y libertad que da el no pertenecer a ningún partido, coalición ni grupo es realmente sonrojante ver cómo un sector de la sociedad política y politizada ataca y calumnia  a los vascos.

La nueva coalición Bildu ha ganado estas elecciones en 88 municipios de Euskal Herria y en otros 25 con mayoría simple. 113 en total entre las llamadas “provincias vascas” y Navarra. Esta coalición puede ser la esperanza para tod@s nosotr@s, ¿por qué no confiar?

Es un nuevo camino, un momento histórico importantísimo y único donde políticos veteranos que han demostrado más que de sobra  amor por su tierra han sabido no desperdiciar esta oportunidad para verter toda su generosidad en el proyecto para una sociedad en paz, le han dado un fustazo a su inteligencia para desprenderse de muchos recelos y  ver claro, qué era lo primordial. La unión.

Bildu, por su naturaleza de coalición, está compuesta por gentes de distintas ideologías pero todas pertenecientes a un mismo pueblo, a un pueblo al que han querido arrebatar durante siglos su cultura, sus orígenes. Son los mismos esquemas con distintos matices los que se repiten a lo largo del mundo y del tiempo. Es imposible querer borrar tu memoria para diseñar fronteras. La memoria es lo más íntimo con lo que puede contar el ser humano, es su pensamiento y es lo que le hace, en definitiva, ser quien es.

Nunca la historia trazaría un camino de vuelta a situaciones injustas si no fuera porque todo absolutamente todo cambia constantemente y hay que dejar que esto ocurra para encontrar nuevos foros. Es la naturaleza de la vida y hay que saber apreciarla

Al final como siempre, el “enemigo” es quien mejor propaganda  hace contra lo que aborrece, ese mismo sentimiento se vuelve contra él y da como resultado la alegría y la victoria del atacado.

Políticamente siempre ha sido interesante para los estados tener un punto de inestabilidad para poder justificar muchas  de sus acciones, dejémosles sin argumentos, los que habéis dado vuestra palabra de no violencia cumplirla, muchos hermanos vuestros os han tendido la mano para poder construir una nueva sociedad en la que nos hagamos respetar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s