El lado oscuro de la ley

“Ahora te vamos a pegar sin que te vean, periolisto” Esta es la ley que impera en Sol. La ley de las Unidades de Intervención Policial. El delito: querer informar desde el lugar de la noticia. Estas son las fuerzas del orden que actúan impunemente en España. Agentes que insultan, golpean y humillan sin mediar agresión ni provocación. Patente de corso con licencia estatal. No quieren testigos. Su burbuja de autoridad les ampara para callarnos la voz cuando se cierran micros, flashes y teclados. Debe ser ese instinto primario del ser humano, más del periodista vocacional, de querer estar en primera línea el que aturde a las fuerzas del orden. Ser luz y taquígrafo de la realidad, más cuando se torna en injusticia y descontrol, no está bien visto para quien la ley es solo un adorno al que ampararse para agredir impunemente por encima de ella. Escudo y flecha del orden frente a la ciudadanía indefensa.

La manifestación laica del 17 de agosto derivó en una plaza tomada una vez más por la policía. Los peregrinos de la #JMJ campaban a sus anchas por todo el centro de Madrid mientras los no mochileros nos las veíamos y deseábamos para ver lo que ocurría en los altercados que comenzaban a producirse en algunos puntos de las zonas aledañas a la Puerta del Sol.

Frente al furgón policial y rodeado por cuatro agentes de autoridad que no han querido identificarse, vacían mi mochila y me dicen que mire al suelo. “Si te queremos pegar, lo vamos a hacer sin que nos vea nadie” Mirando al suelo, solo pienso en la forma de protegerme la cabeza y el estómago en el momento en que comenzaran a agredirme. Me zarandean y me pellizcan los pezones. Sabía que nadie me estaba viendo. Las imágenes de la agresión a Gorka Ramos cruzaron por mi cabeza y helaron mi sangre en un escalofrío. Me sentía en una burbuja de irrealidad. Una burbuja de vulnerabilidad extrema. Un espacio de indefensión donde ‘las fuerzas de seguridad’ actúan bajo la ley feudal. “Ponte hacia el furgón. Mira al suelo”. “Si te decimos que te pongas a la pata coja, te pones, entendido, brazos” Oigo los gritos de Lidia al otro lado del furgón policial. Mi preocupación aumenta. No quiero que le hagan nada, pero no me puedo ni mover. Solo me dejan mirar al suelo. Suelo que ya imagino golpeando mi cara. Tengo miedo por Lidia, por mi, por la soledad de esos momentos de angustia.

Media hora después y con dos denuncias falsas de la policía por delante. Espero frente a diez policías que siguen burlándose de mi a que liberen a Lidia. No sabía dónde estaba ahora. No me dejan sacar el móvil. Intento grabar. Intento hablar con colegas para que informen y saquen a la luz esta agresión impune a nuestros derechos y los de todos y todas. Me amenazan con quitármelo una vez más. Siguen burlándose. La humillación dura ya casi una hora. Una violación de la dignidad que nunca podría imaginar, pero que ocurre cada día en nuestras calles, en España y en muchos lugares, pero que cuando sientes su aliento pérfido cerca te aturde de tal forma que te ahoga e inmoviliza.

Cuando me obligan a alejarme bajo amenaza de volver a detenerme, vuelve a sonar el teléfono. Es Lidia. La han soltado en otra calle. Nos reunimos y abrazamos. Hemos compartido el miedo. Ella cuenta su historia. La noche extiende su manto de sirenas y luces de neón. Los cánticos de los peregrinos se mezclan con el zumbido del helicoptero perenne que nos vigila cada día, desde hace meses. Intento dormir, pero la pesadilla continúa.

Anuncios

72 comentarios en “El lado oscuro de la ley

  1. Hola compa!

    Animo, mucho animo. Cada ves somos mas los que sufrimos la represion policial y politica.
    Somos muchas las que estuvimos alli ayer. Somos muchas las personas que vimos quien incitaba a la provocacion bloqueando la entrada de la manifestacion a sol. Somos muchas las personas que empezamos a creer que la policia mas que proteger, vela por mantener el orden (mal) merecido de las cosas. Somos cada vez mas los que vemos como secta a los vaticanos. Y somos cada vez mas las que estamos hartas de ver la impunidad del poderoso.

    Solo falta que lxs que “vemos”, hagamos ver a lxs demas. Aunque los medios de (des)informacion se empeñen en terjiversar la verdad.

    Los porrazos nos destrozan fisicamente, pero las ideas se afianzan a cada porrazo.

    Animo y como se suele decir.. “de norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste”.

    Animo una vez mas, y tod mi apoyo y solidaridad compa!!

    Me gusta

  2. Después las amenazas de denuncias falsas que se han conocido por parte de mujeres “indignadas” lamento decir que todos estos relatos son bastante poco creibles en cuanto a su veracidad.

    Lo siento, no cuela

    Me gusta

    1. Lo que que creas o no, queda a tu elección. La verdad siempre prevalece. No tengo necesidad de engañarte. Los testigos, como mi amiga Lidia, tampoco. Tuve suerte de que una persona como ella estuviera cerca y no alguien como tú. Nada más que decir. No cuelas.

      Me gusta

    2. Mmmm… Yo no soy “anti policía”, de hecho considero que las fuerzas policiales son indispensables para que la sociedad no se vaya a la porra, sin embargo, sin entrar en debates sobre si lo que cuenta el amigo Jonás es cierto, semi-cierto, o mentira cochina, te aconsejo que leas los informes de la Comisión contra la Tortura, el Relator contra la Tortura de Naciones Unidas o Amnistía Internacional sobre algunas actuaciones de las fuerzas del orden en nuestro país. Te sorprenderás y dejará de parecerte que estas historias “no cuelan”. Ahora bien, tampoco debemos caer del otro lado y afirmar impunemente que todos los uniformados son unos torturadores, maníacos, agresivos y bichos malos porque como en botica, hay de todo.

      Me gusta

      1. De ese día hay más testimonios de más personas y algunos vídeos e imágenes. A mi me quitaron todo lo que llevaba, así que no pude identificarles durante su actuación. Se cuidan de actuar impunemente.

        Me gusta

    3. Las “indignadas” que citas, no lo eran, eran delincuentes comunes, infórmate guapa.

      Según tu “lógica” todos los curas son pederastas…

      Mira este vídeo de ayer, si quieres saber lo que hay.

      Me gusta

      1. De verdad tienes que decir donde viven tus padres ? La ostia,, pensé que vivía en un país normal y corriente de occidente,, pero cada día me doy cuenta que no, que este país se va a la mierda,, y si, al tiempo.

        Me gusta

    4. Me cuesta un trabajo enorme entender tu incredulidad, (por emplear un termino suave), ante hechos que han sido suficiente y abundantemente constatados, en cambio presumo que crees fielmemente en un dios de cuya existencia, si que no hay la más mínima prueba. No me extraña, es mucho más cómodo hacerse “el sueco” que aceptar esa sucia realidad que padecemos y que tratan de vendernos como “democracia”. En fin… Allá tú. ¡Sigue poniendoles el culo! A lo mejor hasta te pagan algún día…

      Me gusta

  3. No, no estabas solo, Candi.

    Hoy me levanté con rabia, mucha rabia, por ver lo que pasaba en Madrid. Cinco horas antes de leer esta entrada y la de Lidia. Sin saberlo, estaba sacando por la boca vuestro dolor a 500 kilómetros.

    Te mando un abrazote enorme, como tú. Y no desfallezcas.

    H

    Me gusta

  4. Anoche estuve en Sol, aunque conseguí salir sin un rasguño. Vi como los de la JMJ eran los primeros que provocaban, sin motivo alguno. Como la policía les protegía a ellos, y contra nosotros, que sólo estábamos en Sol, empezaron a cargar sin motivo alguno.
    Me toco correr, intentar salir de allí y ver que una a una todas las salidas las cerraban.
    Está claro que hay la policía no trabaja para el pueblo, sino para los que pagan.
    Una pena que haya gente como Teresa que no se crea estas cosas, son jodidas pero es la realidad.
    ánimo compañero! 🙂

    Me gusta

  5. Demoledor.. Gracias por dar testimonio de ello. Vuestros ojos son los ojos de muchos más. Vuestros testimonios son lecciones de realidad que desmontan las falsas percepciones sobre las que vivimos instalados. ¡No desfallezcáis! Un abrazo.

    Me gusta

  6. Da asco recuperar escenas que eran habituales 30 y 40 años atrás… y que nunca han dejado de producirse, aunque en bajo nivel.
    Al querer recuperar la calle, encontramos que la represión sigue siendo la respuesta del poder. Pero no sirve desanimarse. Hay que lograr una concienciación lo suficientemente amplia, que nos devuelva la dignidad como personas. Y esto no ha hecho más que empezar…
    Ánimo y solidaridad.
    Un abrazo.

    Me gusta

  7. hola,
    increible … policias que velan por nuestra seguridad?? …. cada vez somos más lo que hemos sufrido y sufriremos estas agresiones gratuitas … estamos con vosotros y aunque ayer no pudierais grabarlo,vuestras palabras (tanto las de Lidia como las tuyas) son suficientes para retratar el estado en el que vivimos.

    Gracias por contar tu histori de lo que pasó ayer.
    Saludos

    Me gusta

  8. Hola,

    Lo que os han hecho esos inhumanos es una atrocidad, y más lo es que, efectivamente, sea el pan de cada día de esta falsa democracia. Esto es una gran fuerza que alimenta a pasos agigantados la indignación, colectiva e individual.

    Espero que te mejores. Es posible que necesites ayuda de algún profesional para canalizar todo el mal rollo que te han metido dentro. Por todo lo alto, no debes dejar que se salgan con la suya, que sería vivir con ese trauma el resto de tu vida. Habla con alguien de Salud si necesitas consejo.

    Ánimos a vosotros dos y al resto de personas que han tenido que sufrir estas situaciones. De veras tenéis todo mi apoyo y solidaridad.

    PD: Le dejo este comentario también a Lidia.

    Un saludo y hasta pronto!!
    emi

    Me gusta

  9. Fritz solo puedo decirte que ánimo y que no dejes que unos animales sin razocinio paren tu labor y la de tus compañeros, el periodismo de verdad y no el que emiten en los medios oficiales.

    Teresa, (con permiso de Fritz) quien no cuelas eres tu, que seguramente seas una de ellos, o una de los miles de infiltrados que estais repartidos en todos los foros y blogs para camuflar la verdad.

    Me gusta

  10. y ese es el pais del primer mundo y nos llaman a nosotros terser mundista ya eso en venezuela no pasa amigos ya no hay represion tenemos libre derecho a la protesta eso si sin alterar el orden publico podemos protestar en las calles sin hacer violencia ya no somos reprimidos por la poisia ni por el ejercito viva chavez carajo

    Me gusta

  11. Mucho ánimo!!! espero que estés bien. Lo que me parece mal es que los policías, cuyo deber es defender al ciudadano, son que precisamente agreden a estos.

    Me gusta

  12. Me pregunto que habria hecho yo en una situacion parecida…no se como habria reaccionado,pero tengo curiosidad por saber cómo habrian reaccionado los malnacidos que ha acreditado nuestro estado para cometer semejantes abusos,en el caso de que por ejemplo Lidia hubiese estado embarazada,o como reaccionarian los cientos de peregrinos devotos de Benedicto al ver “pateada”a una mujer que grita socorro o “no peguen a mi bebe”,si creo que yo me marcaria un farol para llamar la atencion y seria un farol que moviese a las excursiones de cristianos,para ver si habia alguna reaccion humana por su parte…quizas si alguno se hubiese parado a preguntar porque pegan a gente indefensa o si algun morboso hubiese hecho fotos,el curso d ela historia habria girado en favor de las victimas de todo esto,que sois vosotros dos(aunque para mi, de alguna manera vosotros nos representais a todos).

    Me gusta

  13. Qué no, qué no, nos van a imponer “su” miedo.

    Ninguna agresión sin respuesta (no violenta) pero más dañina que todos los coches y edificios volados en Francia, Inglaterra y Alemania juntos (como en el pico de la construcción inmobiliaria).
    Pediremos a los eurodiputados se informen de la estructura jerarquizada de los diferentes cuerpos de la policía española, el acceso a estos y abrir sus chats, blogs, foros, etc para que conozcan de primera mano quién está dentro de estas fuerzas de seguridad y los grupos afines a ellos… el nazismo sigue si ser bien visto por la mayoría de los paises aliados contra Hitler.

    Me gusta

    1. Se parte de una premisa que tal vez no es del todo cierta:las fuerzas de seguridad no tienen como fín último defender al ciudadano sino al Estado;y la verdadera razón de ser de todo Estado es la de ejercer de elemento imprescindible para perpetuar el poder de unas clases sociales sobre otras.El Estado no es un sujeto neutral ajeno a los conflictos sociales;por el contrario es un instrumento de dominación .Y lo que nos está tocando forma parte de la lucha de clases. Me pregunto si imágenes cargas policiales parecidas vinieran de sociedades no capitaliastas-me vien a la cabeza Cuba por ejemplo- cuál sería la reacción de los “voceros” del sistema.
      En fín,mi solidaridad con los apaleados,yo también lo fui hace años por defender los servicios públicos

      Me gusta

      1. Gracias por tu apoyo!. Ya hemos iniciado acciones para que este tipo de cosas no vuelvan a suceder en Madrid ni en ningún sitio. Un abrazo, Jonás

        Me gusta

  14. En principio ni estoy con la Policía, ni con los periodistas ni con nadie como colectivo, pero lo que acabo de ver es muy evidente: una RATA COBARDE, escondido detrás de un cargo oficial y protegido por unas suposiciones de veracidad, decide que va a demostrar lo MACHOTE que es. ¿Dónde ha cenado con una ciudadana que le trata siempre de vd. y con educación para hablarle de tú? ¿De qué agresión se defiende para tener que emplear la violencia? ¿En qué año y en qué lugar se cree que vive? ¿Se atrevería a comportarse así, pero DE PAISANO, con el novio de la chica? ¿O sólo lo hace cuando sabe que tiene todas las de ganar?
    ¡POBRE DIABLO! ¿Qué pasa? ¿Que ésa es tu “Viagra”?
    A él no se le puede pedir más porque seguramente su única neurona estaba comprimida por el casco, pero, al menos esta vez que le han pillado, lo normal es que sus responsables le metieran un buen paquete y, además, nos informasen de ello.

    Me gusta

  15. Se parte de una premisa que tal vez no es del todo cierta:las fuerzas de seguridad no tienen como fín último defender al ciudadano sino al Estado;y la verdadera razón de ser de todo Estado es la de ejercer de elemento imprescindible para perpetuar el poder de unas determinadas clases sociales sobre las otras.El Estado no es un sujeto neutral ajeno a los conflictos sociales;por el contrario es un instrumento de dominación .Y lo que nos está tocando vivir forma parte de la lucha de clases. Me pregunto cuál sería la reacción de los “voceros” del sistema si imágenes parecidas a estas cargas policiales vinieran de sociedades No capitalistas – me viene a la cabeza Cuba por citar un ejemplo -.

    En fín,mi solidaridad con los apaleados,yo también lo fui hace años por defender servicios públicos

    PD Disculpa por el post repetido,el anterior contiene algunas erratas

    Me gusta

  16. Mi apoyo en general para todos los que estuvisteis alli. A traves de vosotros veo (y con horror) que la pesadilla que yo tenia de una dictadura encubierta es mucho mas real de lo que yo creia. Lamento lo que os ha sucedido.

    Teneis mi apoyo incondicional. Tened cuidado, de aqui en adelante!

    Me gusta

  17. Estoy en Argentina y leo con asombro y perplegidad el relato de esta periodista,y me parese escuchar los relatos de las madres de los desaparecidos de la dictadura de videla del año 1976,no lo puedo creer que en España esten sucediendo estas cosas con personas que se expresan pacificamentey menos con una periodista, que reprecion la plicia igual a la de aca en los tiempos de los dictadores, despierten por favor españoles esto parece que va en muy mala direccion, tienen que unirse, les trageron al papa para pararlos, indignados les mando mi solidaridad mas sincera, no se achiquen tienen que luchar como las madres de la plaza que al fin tuvieron su gran triunfo, los sIgo en sus luchas no deben dejar de luchar. DELIA

    Me gusta

  18. Es asombroso y asqueroso todo esto que ha ocurrido durante la visita del Papa. Pero no es nada nuevo para mi, todo eso que estáis contando, lo de los periodistas,(y habéis tenido la suerte de grabar) lo he(mos )sufrido desde mi juventud aquí en el País Vasco. No quiero ir de víctima pero para nosotros ha sido la realidad cotidiana y además nos podía acarrear consecuencias mucho mas graves pues aquí por empujar un cubo de basura te empuraban con una docena de años y siempre su palabra contra la tuya y amén. Y atención cuando llegue el fascio PPro, vienen con ganas de arrear a los que “huelen” a 15M y semejantes, a ilegalizar partidos y a hacer comulgar(nunca mejor dicho) con ruedas de molino. Ya podemos estar unidos y no parar de denunciar todo lo denunciable, no hay que dejar pasar una sola sino esos nos pasarán con apisonadora. Al tiempo!

    Me gusta

  19. Qué horror tu relato, qué tristeza he sentido. La misma que toda esta maldita semana, que si algo buena ha tenido es traernos con más claridad que nunca la imagen real de nuestro entorno, con una clase política que sólo mira por sus obtusos intereses, y unos cuerpos de seguridad que se comportan como ejército del señor feudal, dispuestos a apalear a los siervos de la gleva en demostración de su estatus en esta guerra diaria. Muchos hemos sufrido episodios tan terribles como el tuyo, y al leerlo el escalofrío del recuerdo me recorrió. Animos y solidaridad.

    http://casaquerida.com/2011/08/22/la-luz-oscura-de-libia/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s