L´acqua alta

Ponte Rialto,Venecia
Ponte Rialto,Venecia

Mis pasos me conducen a la ciudad de Tiziano. El tren se detiene en la estación de  Santa Lucia. Miles de pasajeros y viandantes confluyen en el vestíbulo central. Ir y venir de sombras.

Frente a la estación,  la ciudad y el mar. Mis botas resbalan sobre los adoquines húmedos y grises. Me dirijo al Ponte Rialto y la Piazza di San Marco. El cielo amenaza descarga sobre nosotros.

Un laberinto de callejuelas estrechas se dispone en orden caótico.  La mejor opción es sumergirse en el caos. El mapa no sirve. Perder el alma en bocacalles desconocidas. Así se conoce la ciudad. Ahí se esconde su verdadero arte.

Miles de artistas han depositado sus esperanzas en Venecia. Un manantial artístico descomunal, pero demasiado obvio ¿Por qué buscar la inspiración donde la buscan todos?

Las horas discurren y llega la hora de continuar el camino. El cielo sigue amenazando lluvia pero aún no desata su furia.

Un día después,  los canales invaden sus orillas. Venecia se hunde en el temporal y l´acqua alta. Mis huellas se borran.

El tren arranca. Próximo destino: Trieste