En España nos crecen los pobres

Esta entrada ha sido escrita por Gabriela Jorquera / Coordinadora de EAPN-Madrid y Jonás Candalija / Responsable de Comunicación de EAPN-España para el Blog 3500 millones

76480013

Hoy, en España, 12 millones de personas viven en vulnerabilidad. La mayor dificultad que tenemos para entender el impresionante aumento de la pobreza es pensar que la pobreza es producto de la crisis. No lo es. Los altos niveles de pobreza en España han sido una constante en nuestra historia. Antes de la debacle financiera, más del 19% de la población ya vivía en situación de pobreza, unas cifras incomprensibles con el nivel de crecimiento económico que había.

Continúa leyendo En España nos crecen los pobres

Anuncios

¿Por qué no la torre del campanario?

Ahora resulta que el pueblo suizo, intuyo que los de pura cepa alpina, no los 400.000 musulmanes residentes en el país helvético, ha votado mayoritariamente en contra de la construcción de mezquitas en el país. No profeso ninguna religión. Me parece que históricamente la religión ha servido más para oprimir que para unir. El fanatismo religioso de cualquier confesión sólo conduce a la intolerancia. Hoy es la ultraderecha del Partido del Pueblo Suizo, mañana puede ser el Partido Popular en España o la derecha de la Francia de Sarkozy. Le Pen no está solo, resulta evidente. No quiero imaginar el resultado en España. Intuyo que sería el mismo. Ayer conocíamos la noticia de que más del 50% de la ciudadanía de nuestro país piensa que hay demasiados inmigrantes. No sé si pensarán lo mismo cuando descubran que serán ellos y ellas, inmigrantes, los que mantendrán nuestro sistema de pensiones y nos cuidarán a las y los que cotizamos hoy. El camino que se ha iniciado no puede acabar bien. Miro con recelo los crucifijos en las escuelas y las horas que marca el campanario del monasterio de la Encarnación. He estudiado en un colegio religioso y vivido más de 20 años en un barrio de fuerte tradición católica y me siento extranjero, extraño. Tengo miedo de que lo políticamente correcto nos impida enfrentarnos a la intolerancia de la Conferencia Episcopal, al poder de la Iglesia. El Gobierno ya pone reticencias a la sentencia de Estrasburgo para la retirada de símbolos religiosos de las escuelas públicas. Juan Manuel de Prada habla de la cruz como símbolo de Europa y nuestra civilización. Definitivamente tengo miedo de estos temas, más de que cierren mi blog por obra y gracia de Sinde ¿Para cuando un manifiesto internauta sobre estos temas? Antes de inmolarme en la Almudena.

Conoce tus Fuerzas

Animado por el anuncio de Vicente del Bosque junto algunos miembros de nuestras fuerzas armadas bajo el lema: ‘Conoce tus fuerzas’, esta mañana me he calzado las zapatillas de deporte y he salido a correr por mi barrio posfranquista. Quería medir mi fuerza. Conocer mi fuerza.
Mi ritmo era extraordinario. No sentía el cansancio. Las calles infestadas de policías pero vacías de coches me insuflaban oxígeno.
Cuando llevaba media hora corriendo, con el traje de neopreno a pleno rendimiento y el gorro de tela chorreando, un miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado me detuvo. Quería conocer mi identidad. No le parecía lógico que una persona empleara el dia de la fiesta nacional para hacer deporte. Le expliqué que, normalmente, a esas horas trabajo y que hoy quería aprovechar para correr, más bajo estas estrictas medidas de seguridad. Me pidió que me identificara. El agente no podía comprender que mi traje de competición no disponía de bolsillo para DNI. No suelo salir a correr con visados, cartas de invitación ni nada por el estilo. Finalmente comprendió que, a pesar de mi aspecto de deportista talibán de origen turco, no era una amenaza. Ni siquiera llevaba explosivos encima, así que continué mi marcha. Esta vez andando. Había cumplido.

Por el camino, tuve ocasión de cruzarme con algunas monjas, golfistas y familias de provincia venidas al desfile. Creo que ninguna tuvo necesidad de identificarse. El deporte siempre ha sido una amenaza, más en un día como este…

PD: Como he llegado animado a casa, he dado una vuelta de tuerca a mi blog. Mañana, día consagrado a la mala suerte, espero poder anunciaros las sorpresas que tengo preparadas. No podía esperar mejor ocasión.

Vicente del Bosque conoce mis fuerzas
Vicente del Bosque conoce mis fuerzas