Un tropiezo

El Greco
Laoconte, El Greco

Mi cabeza salió del fango, miró a su alrededor y sólo vio sombras.  Sombras oscuras, intangibles, perfectas.
El mundo está lleno de estas sombras.

Anuncios