Meditación 2: Perros

Los perros, cuando sienten miedo, ladran intentando ahuyentar a su oponente. Temerosos de él, simplemente ladran, viéndose inferiores, perdidos. Este fenómeno ocurre también con muchas personas, que llenan su boca de palabras altaneras, temerosas de enfrentarse a la vida. Se escudan en discursos estúpidos para no decir nada, para esconder su miedo a los demás hombres. Su miedo a aceptar la derrota.