Nostalgia

Amanece en Dalmacia central. La humedad del otoño perfora los muros. El silencio ocupa los espacios mientras me levanto. El pasillo me lleva hasta el pequeño salón, mientras ella permanece dormida en la cama. La ventana mira hacia un pequeño jardín. Una breve brisa recorre la estancia. Las cortinas sonríen al sentir el cosquilleo del aire húmedo. Cereales, melocotón y zumo de naranja. La voz del locutor de la noche sale a borbotes del portátil. Es domingo. Pienso en salir a correr junto al mar o en coger mi bicicleta y recorrer la pequeña ciudad. La paz respira el día. Ella ha despertado, me pregunta qué deseo comer. Como siempre, respondo que me da igual. Lo importante es sentir la felicidad, la tranquilidad de espíritu.
De repente, despierto. Todo ha sido un sueño. Los tiempos mejores ya pasaron. Ahora la gran urbe ahoga mi espíritu. La contaminación se posa sobre mis aspiraciones, que languidecen. Esperanza marchita ¿Tenia la felicidad en mis manos y la dejé escapar? Aquella ventana, aquel mar, aquella mujer…quizás todo fue en verdad un sueño…¿o es la nostalgia?
Aquella ventana…Nostalgia

Anuncios

Rehabilitación

El espíritu inquieto requiere incesantes procesos de catársis. La propia naturaleza de su inconformismo moviliza los mecanismos propios de la renovación espiritual. Su innata capacidad de cambio y adaptación a las nuevas situaciones exige la remodelación del ‘stablishment’ interior, la readaptación de las ‘verdades adquiridas’ para dibujar un nuevo horizonte impoluto de condiciones morales y exigencias formales. Libre de la sempiterna guadaña de la vida social aceptada por ‘el todo’

Almas nostálgicas que buscan fuera de su veda natural el sustento que le exige el deseo de plenitud sienten la necesidad de purgar sus culpas antes de continuar en el camino. La pesada carga de la vida se hace inviable si se porta un equipaje repleto de inseguridades, miedos y suicidios.

Catalizar los elementos negativos para crear una nueva esperanza que surja en su forma más pura en el interior de los espíritus batalladores es un don que sólo se puede vislumbrar en unos pocos elegidos.