¿Regalas por Navidad? El voluntariado puede ser tu mejor regalo

¿Algún plan para la cena de nochebuena? ¿Has decidido ya el menú de Navidad? Todos y todas nos disponemos a pasar las fiestas junto a familiares, amigos, amigas, parejas… Sin embargo, algunas personas deciden dedicar estas fechas tan especiales a las personas que más lo necesitan. En este sentido, Internet se ha convertido en una herramienta más para darnos un regalo en forma de compromiso y solidaridad. Los foros online facilitan el contacto entre las ONG y la sociedad civil comprometida con su comunidad. La solidaridad no descansa y, en Navidad, cobra un nuevo significado.

Nochebuena y Navidad son días marcados en el calendario. Días señalados para disfrutar de la familia. El voluntariado se lleva dentro. Todo el año podemos ofrecer un poco de nuestro tiempo para construir una sociedad más justa y solidaria. Las fiestas navideñas  pueden ser la ocasión perfecta para demostrar nuestro compromiso con la comunidad.

No sólo esta semana. En Nochevieja, también son muchas las personas que cambian las uvas en familia por un racimo de solidaridad al lado de la ciudadanía más invisible y vulnerable.

La Plataforma de Voluntariado de Madrid, red que agrupa a organizaciones de voluntariado de toda España, ofrece a través de su página web, el mayor directorio de entidades con las que puedes contactar para convertirte en voluntario/a.

¿A qué esperas para regalar una vida mejor? Un buen regalo de Reyes…

Anuncios

Nuevas formas de colaboración voluntaria

La sociedad de la información y e la globalización económica y social han sido testigos  del desarrollo de nuevas formas de voluntariado en las organizaciones sociales, que se adaptan a esta nueva sociedad, cambiante y participativa.

El voluntariado virtual, fruto del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, es una de estas emergentes formas de colaboración voluntaria. El crecimiento y la implantación a gran escala de Internet en los países desarrollados ha abierto el abanico de posibilidades de participación de todas las personas en el trabajo de las entidades sociales. En este sentido, las ONG se encuentran en un proceso de cambio de estructuras y dinámicas de trabajo, para adaptar su gestión a estas nuevas formas de participación online de las personas voluntarias en el trabajo de las organizaciones. Las limitaciones espacio y tiempo han quedado superadas, permitiendo adaptar las necesidades de las ONG a la disponibilidad del personal voluntario.

El aumento de las posibilidades de interacción y participación ha venido acompañado de un nuevo interés de la ciudadanía por el voluntariado, como ha quedado demostrado en un periodo de crisis económica y social, en el que las entidades sociales hemos sido testigos del incremento en el número de solicitudes de colaboración por parte de un gran número de personas con inquietudes altruistas. Por ejemplo, La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión social en el Estado español (EAPN-ES) está llevando a cabo un proyecto de colaboración con diversas escuelas de traducción, mediante el que personas voluntarias colaboran en la traducción de documentación y publicaciones que genera EAPN a nivel europeo. El éxito de la iniciativa fue inmediato y las solicitudes superaron la demanda de trabajo.
Las vacaciones de verano, conocer otras realidades y ayudar a las comunidades locales en países subdesarrollados es otra de las prácticas emergentes. Cada vez más organizaciones ofrecen esta posibilidad de viaje solidario y ayuda en el terreno.

Por último, el voluntariado corporativo, en el ámbito empresarial, tiene como objetivo movilizar aprovechar el talento y las inquietudes del personal asalariado en favor de causas sociales.

En definitiva, estamos siendo testigos de un cambio en la forma de entender la colaboración voluntaria. Un cambio en el que lla metodología tradicional, de carácter presencial y estático, ha dado paso a un voluntariado más dinámico, abierto y participativo.