¿Redes de desinformación masiva?

Este post ha sido de digestión larga. Las informaciones pesadas requieren metabolismos fuertes. Una buena comida debe degustarse, ser saboreada, para apreciar los matices que se pierden con la prisa y el stress. La noticia sin carga de profundidad se hunde en el océano de informaciones que inundan la esfera 2.0. Es el precio a pagar por la globalización informativa. El paso del sujeto mediático pasivo a la interactividad ha supuesto un salto en la relación entre las personas. Las élites mediáticas han colaborado en la necesidad de instantaneidad. No podemos quedar atrás.

Continúa leyendo ¿Redes de desinformación masiva?

Anuncios

10 claves para entender al gurú

1. Elitismo: No pueden evitarlo. Se han convertido en elite mística. Se leen, escriben y escuchan entre ell@s. El concepto de participación y bidreccionalidad lo exclusivizan para su ciberclase social. No se van a mezclar contigo, ni conmigo, sino con quien tenga, al menos, el mismo número de followers. No quieren chusma ni en la blogosfera. Son líderes de opinión y de ‘unfollows’.

2. Paternalismo: Te quieren cuidar. No van a permitir que te pierdas en el ciberespacio. ¿Quién mejor que ell@s para guiarte, aconsejarte y dirigirte? Conocen el cotarro, conocen l@s lideres y los medios. Te dicen lo que tienes y no tienes que hacer para no convertirte en un/a desacarriad@ virtual ¿No sigues sus consejos y buenas prácticas? Estás perdido.

3. Academicismo: De vocación didáctica. Conocen las diez claves, veinte recomendaciones y todo lo que necesitamos saber para optimizar nuestra vida virtual. Fuera de esas recomendaciones, no pintamos nada. Desaprovechamos la tecnología. Si ell@s lo saben, lo van a compartir. La generosidad del maestro con el alumno-aprendiz

4. Afán de protagonismo: Una de las claves. No pueden salir en más sitios web, ni estar más referenciados, linkados y/o comentados. No hay búsqueda de #hashtag que no incluya su opinión. Hemos dicho que son la elite, por tanto, buscar el protagonismo forma parte de su ADN de unos y ceros.

5. Misticismo tecnológico: La tecnología lo es todo. El mundo gira en torno al desarrollo tecnológico. Si algo no está online, no existe. El análisis y el rigor ceden paso a la tecnología como principio y fin de lo valioso.

6. Ciberdependencia: Se resume en no poder vivir sin una conexión a internet (3G mejor que mejor)

7. Gadgetismo: Están en la cola de Gran Vía para ser l@s primeros en tener el Iphone (cada año) ¿No conoces el último artilugio inservible con WIFI? No sabes lo que te pierdes.

8. Tecnoadicción: ¿Podemos hablar de algo que no sean las posibilidades que nos brindan las TIC? ¿Existe una vida real o simplemente vidas tecnomediatizadas por nosotr@s?

9. Twittearrea: Yo también la sufro sin ser gurú. No podemos dejar de mandar 140 caracteres para seguir con nuestra rutina. Si no lo contamos, parece que falta algo. Además, l@s gurús incorporan la sincronización de infinidad de perfiles y cuentas. Su impacto es infinito…Twittearrea.

10. Formalismo: La forma por encima del fondo: El contenido supeditado al recipiente. Lo visual por encima de lo humano. La apariencia frente a la credibilidad.