Me temen porque no les temo

Ha vuelto a ocurrir. He perdido la cuenta. Cuando el abuso se convierte en hábito se agarra a tu piel como una sanguijuela testaruda. Succiona tu esperanza e inocula tristeza. El bicho deja un poso de impotencia que se confunde con la rabia y la indignación.

Continúa leyendo Me temen porque no les temo

Anuncios

El lado oscuro de la ley

“Ahora te vamos a pegar sin que te vean, periolisto” Esta es la ley que impera en Sol. La ley de las Unidades de Intervención Policial. El delito: querer informar desde el lugar de la noticia. Estas son las fuerzas del orden que actúan impunemente en España. Agentes que insultan, golpean y humillan sin mediar agresión ni provocación. Patente de corso con licencia estatal. No quieren testigos. Su burbuja de autoridad les ampara para callarnos la voz cuando se cierran micros, flashes y teclados. Debe ser ese instinto primario del ser humano, más del periodista vocacional, de querer estar en primera línea el que aturde a las fuerzas del orden. Ser luz y taquígrafo de la realidad, más cuando se torna en injusticia y descontrol, no está bien visto para quien la ley es solo un adorno al que ampararse para agredir impunemente por encima de ella. Escudo y flecha del orden frente a la ciudadanía indefensa.

La manifestación laica del 17 de agosto derivó en una plaza tomada una vez más por la policía. Los peregrinos de la #JMJ campaban a sus anchas por todo el centro de Madrid mientras los no mochileros nos las veíamos y deseábamos para ver lo que ocurría en los altercados que comenzaban a producirse en algunos puntos de las zonas aledañas a la Puerta del Sol.

Continúa leyendo El lado oscuro de la ley