Silencio 2.0

Escribir para no decir nada. Sucesión de posts superfluos. La web 2.0 ha convertido el blogging en un fenómeno de masas. Los gurús de esto que llaman ciberespacio se frotan las manos. Hablan sin tapujos del éxito formidable de la sociedad de la información, de la posibilidad de convertirse en un líder de opinión sin salir de tu habitación, sólo con disponer de una conexión telefónica.

Puedes no haber pisado una vez en tu vida el empedrado de la ciudad X y escribir como si fueras un habitante más, quizás inspirado por otros cibernautas que te proporcionan información. Quizás algo se me escapa, pero entre la marabunta de blogs, páginas web, redes sociales y no sé qué más, estoy algo desconcertado. El hecho de que alguien que no tiene ni la más remota idea sobre un determinado asunto sea seguido simplemente porque un buen día tuvo la ‘increible’ idea de crear un blog, aumenta mis sospechas sobre la sobrevaloración que está alcanzando el fenómeno 2.0.

Yo mismo he acabado redefiniendo el significado de ‘El desactivador de minas’, proyecto que nació para mostrar mi punto de vista sobre la problemática económica, social y política en los Balcanes. Quería ofrecer un testimonio directo, hablar con la gente, conocer su vida, compartir con ellos un té y que me hablaran. Ver con mis propios ojos para que alguien en cualquier parte del planeta pudiera conocer un poco más sobre esa parte de Europa que sólo despierta recelo y susceptibilidad. Escribir por escribir no hubiera tenido sentido, ni ahora ni hace 1.000 años. De ahí el silencio posterior a mi travesía. Ahora escribiré cuando sienta la necesidad de aportar un granito de arena.
Hablar por hablar ya lo hacen millones, sobre todo tras el éxito abrumador de Facebook y Twitter. Saber que mi vecino tiene cita con el médico a las 10 o que una de mis amigas está durmiéndose delante del ordenador, me levanta el ánimo. Me hace ser consciente de la estupidez humana, incluso de los nuevos líderes de opinión. Os invito a dar un paseo por los blogs ¿Cuánto vale su contenido?

Silencio 2.0
Silencio 2.0
Anuncios

2 comentarios en “Silencio 2.0

  1. Lo escribiste hace cuatro meses, pero lo leo hoy. Da igual, sirve todavía. ¿O sirve aún más? Dicen los estudios que las personas-humanas-mundanas ya confiamos más en la credibilidad de lo que leemos en los blogs y redes sociales que en lo que nos dicen los medios de comunicación. Hay otros que no, hay unos pocos privilegiados que tienen acceso a LA VERDAD, pero el resto nos hemos pasado la vida recibiendo información fragmentada, disfrazada, manipulada por intereses económicos y políticos (si es que no es lo mismo). Y ahora, como dices, cualquiera escribe (yo escribo-tú escribes-él escribe), todos pueden contar su verdad. Y nos lo creemos más, aunque a veces la única diferencia es que los nuevos textos tienen más faltas de ortografía.
    ¿O no? Tal vez con tanta información fragmentada podamos por fin reconstruir un todo coherente. Aunque lo dudo, yo al menos no doy abasto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s